Cuba está en el cielo.

WIN_20150528_122447 WIN_20150528_122435 WIN_20150528_122443

Una secuencia de imágenes realizadas en una zona costera al Oeste de Cuba, dejan ver en el cielo a nuestra Isla de forma muy clara, despidiendo al sol que se oculta.

“Merecemos estar en el cielo”, decía una persona que se encontraba a mi lado y que asombrada, vivía este momento tan bello.

A partir de un posible cambio en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, se han abierto puertas, cerradas por la terquedad de la política y con ello nuevos horizontes para un pueblo lleno de sabiduría y deseos de vivir.

Muchas personas se han hecho presentes en nuestra Isla en los últimos meses porque el nombre de Cuba, parece estar en los cielos de todo el mundo.

Disfruten estas imágenes que pronostican para Cuba, un mejor porvenir.

Anuncios

El regreso de los Rusos (Segunda Temporada)

rusos1En estos días a muchos cubanos nos ha venido a la mente los años 80 en nuestras vidas. Para Alejandro “los mejores años del país”, mientras que para Deborah “los cubanos vivíamos en Marte, sin entender que pertenecíamos al planeta Tierra.”

En los últimos días ha llegado a las pantallas de nuestros televisores nuevamente la imagen Rusa y por qué no, la soviética. Filmes cargados de heroísmo y un idioma inolvidable para cientos de miles de cubanos que vivieron lo bueno y lo malo de la época de la URSS.

Nostalgia nos trajo a la mayoría de los que una vez, nos preparamos en aquella “nuestra segunda Patria”. Miles de cubanos aun salidos de su adolescencia se hicieron hombres y mujeres, algunos regresaron más comprometidos con el “proceso revolucionario” y otros más confundidos. Lo cierto es, que allá aprendimos a pensar, a valernos por nosotros mismos. Fuimos en lo personal mucho más independientes y tolerantes. Allá hicimos amigos, unos aun aquí con nosotros, otros con nosotros pero mirándonos desde lejos.

El mes de Mayo de este año en lugar de traer lluvia, llevó a Rusia al Presidente cubano Raul Castro Ruz y con ello selló el inicio de una segunda temporada de las relaciones entre los dos países.

Un mes de Mayo en el que el mundo celebró los 70 años de la Victoria contra el Fascismo, en el que Rusia y los visitantes extranjeros, en los que se encontraban alrededor de 30 jefes de estados, les enviaron un mensaje muy claro al mundo. Hoy nuevamente el mundo es multipolar.

Los que hoy peinamos canas, porque aun el pelo no lo hemos perdido, recordábamos que también veíamos los desfiles militares desde nuestros televisores en blanco y negro. En mi caso cursaba en esos años los estudios secundarios y ver este tipo actos, formaba parte de nuestra preparación política. Hoy resulta casi obligatoria para los cubanos regresar a esos tiempos, fundamentalmente por el lugar que ha podido retomar esa gran potencia que es la Rusia de nuestros días y el apoyo que podría darnos nuevamente a los cubanos, su principal aliado en este continente.

Regresarán entonces “los bolos” a La Habana. E inmediatamente viene a la cabeza derusos2 los cubanos recuerdos de antaño: el pollo dejará de cubrir la ausencia del pescado, la carne de res volverá de nuevo en latas, las manzanas y las uvas bajarán de precio, los Ladas y Moskvich, volverán a adueñarse de las calles cubanas, se concluirán algunos proyectos de fábricas iniciadas en los 90, aun sin desmantelar, al parecer esperando el regreso de los rusos.Volverán a nuestras tiendas las lavadoras Aurika modernizadas, los radios VEF con su onda corta. Veremos a los amigos en nuestras playas nuevamente y para los que trabajamos para el estado, quizás podamos darnos nuestra vueltecita por Moscú, si somos vanguardias por supuesto.

Bienvenidos entonces y Cpasivo Tavarishi.

Algunas imágenes del ayer, que aun son presente en Cuba.

rusos3                rusos4rusos5

Restaurante Las Ruinas en ruinas, (valga la redundancia)

WIN_20150405_132409Hace a penas unos días que decidí salir con mi familia del bullicio de la capital, el humo de los almendrones, la humedad de sus paredes legendarias, la monotonía y unas cuantas cosas más que nos agobian a diario a la mayoría de los cubanos. Rápidamente me vino a la mente, el Parque Lenin, a las afueras de la ciudad y pulmón izquierdo o derecho de La Habana. Da lo mismo, lo importante es respirar.

Después de contemplar por más de dos horas la naturaleza y hacer algunas fotografías que alivian el estrés a cualquiera, decidí pasar por algunos centros de recreación y gastronómicos que encontré a mi paso bastante deteriorados por cierto. Pero mi mayor asombro fue al tropezar con el emblemático Restaurante Las Ruinas, del cual se escribe aun en nuestras guías turísticas que es un “…restaurante de lujo con muebles coloniales, lámparas de cristal emplomado al estilo art noveau, y grandes vitrales, donde se aprovechó la existencia de una casa ruinosa de más de 160 años, para formar un conjunto con prefabricados industrializados proyectada por Joaquín Galván y las estructuras diseñadas por el ingeniero Maximiliano Isoba…”

Nada de eso encontré en aquel lugar, que había visitado con anterioridad hacía más de diez años, cuando me hice acompañar con una delegación extranjera. En aquel momento sentí orgullo, hoy siento mucha pena.

Después de recorrer con detenimiento aquella joya arquitectónica, no tuve más opción que preguntar a una mujer, que sentada en el piso cuidando algo que se puede llamar baño y algo aburrida me dijo que el “restaurante lo están arreglando, ya está en planes para restaurarlo”. La misma pregunta de siempre me hice: ¿Por qué hay que esperar que las cosas se deterioren, si con mínimas sumas y de forma paulatina se pueden mantener? La respuesta es también siempre la misma. La centralización de todos los recursos y el casi nulo sentido de pertenencia a lo que nos rodea nos obligan a “esperar”.

Se decía hace unos años de este lugar, que el ambiente que se respiraba en el interior era verdaderamente mágico, entre los juegos realizados con las luces (que ya no existen), los antiguos muros cubiertos de vegetación y rejas oxidadas. Se decía que la temperatura interior se controlaba mediante la circulación forzada del aire, creaba una sensación de frescor que animaba al visitante a quedarse y disfrutar de los espacios y las terrazas. Este bello clima no lo vivimos por más de una hora, entre aquellos muros de concretos. La oscuridad, el olor a comida y la poca asistencia de público, no obliga a nadie a quedarse, incluso ni a quejarse.

Sentí pena por mis coterráneos, por los trabajadores del lugar, por los visitantes (que ahora se sientan a la mesa en pupitres escolares), por mi familia y por mi.

Por suerte para la cultura mundial y la de los cubanos en el espacio central y planta alta del Restaurante, aun predomina el cromatismo del espléndido vitral del pintor cubano Rene Portocarrero.

Los invito a corroborar lo escrito con nuestras fotografías.

WIN_20150405_131850

WIN_20150405_132258WIN_20150405_132015WIN_20150405_132853

WIN_20150405_131857

 

 

 

 

WIN_20150405_133157
En la carta se deja leer. Moneda Nacional. Categoría Primera Especial.

WIN_20150405_132707WIN_20150405_132651

Sociedad Civil en Cuba y sus caras en Panamá.

SC01 Cuando lees hoy cualquier escrito relacionado con cambios políticos para bien o para mal en el mundo, te tropiezas más de una vez con un concepto difícil de entender, porque en dependencia del propósito del texto, se asigna al binomio de palabras Sociedad Civil para atacar o defender un proyecto, un Gobierno, un Partido o simplemente diagnosticar si existe o no democracia, aquí o allá.

En el caso particular de Cuba, unos sin desenfado lo utilizan indiscriminadamente. Otros casi ni lo mencionan. ¿Acaso conocemos bien, por lo menos de forma teórica de qué estamos hablando? Me da la impresión de que no. Es por eso que quisiera reflexionar juntos y tratar de definir que encierran estas dos palabras convertidas en un concepto antiquísimo y contemporáneo al mismo tiempo, pero que se ha convertido en termómetro político, por lo menos así lo valoramos los cubanos jóvenes y no tan jóvenes que pasamos tiempo leyendo noticias del acontecer mundial y nacional.

A raíz de la asistencia de nuestro país por primera vez a la Cumbre de las Américas y con una delegación del más alto nivel, se habla en los medios de prensa, del posible tope fuera de Cuba de los dos o tres conceptos encontrados de Sociedad Civil.

Antes de continuar hagamos un poco de historia, pues para cualquier lector resulta complejo encontrar la verdad cuando se tropieza con el citado término.

Las raíces etimológicas del término Sociedad Civil datan del siglo XVI, cuando la lucha anti feudal se presentaba como el enfrentamiento de la ciudad contra el campo. La sociedad de la ciudad se denominaba Sociedad Civil. La burguesía era la clase predominante en ella. En idioma alemán ciudad se dice con la palabra burgo, también para referirse a la sociedad de la ciudad se empleaba la expresión de sociedad burguesa. No obstante, en su larga trayectoria ha sido utilizado por diferentes personalidades históricas y no siempre con la misma significación.

A partir del siglo XVII, producto del ciclo de revoluciones sociales iniciadas por la Revolución Inglesa y continuado por la de las Trece Colonias y la Francesa, en Europa surge una crisis en el orden social, que da origen al surgimiento de la idea de la Sociedad Civil, como expresión del intento de resolver la crisis ideológica provocada por la quiebra de los modelos existentes.

A partir del siglo XVIII el término de Sociedad Civil se le asignó a las relaciones sociales y, en particular, a las relaciones de propiedad. Entre los representantes más destacados de esta posición se encuentran los filósofos materialistas ingleses Thomas Hobbes y John Locke, quienes empleaban dicho término para designar a la sociedad que ha dejado de ser primitiva para pasar a un estadio de organización, acorde a los principios de un poder político comúnmente aceptado. La idea de la Sociedad Civil, para ellos, no implicaba tan solo un concepto político, sino también una concepción antropológica y ética.
El error más significativo de la concepción de los filósofos ingleses y franceses acerca de la Sociedad Civil consistió en no comprender la dependencia en que la Sociedad Civil se halla respecto al modo de producción y a la clase social dominante en él, es decir, en no ver su naturaleza clasista, en explicar la formación de la misma por las propiedades naturales del hombre, los objetivos políticos, las formas de gobierno y de legislación, la moralidad y otros importantes aspectos.

Según el filósofo G. W. F. Hegel, la Sociedad Civil nació de la desintegración del nivel de organización social meramente familiar que dio lugar al surgimiento de las clases y a los elementos del Estado. Para Hegel, el Estado estaba separado de la Sociedad Civil, pero a la vez, concebía vínculos entre ellos e incluso interpenetración. La Sociedad civil no era una esfera totalmente fuera del Estado, sino interactuante con él. Esa Sociedad Civil la entendía con características propias del Estado y con posibilidades de convertirse en Estado cuando llegara a su unificación en una totalidad orgánica.

Marx y Engels vieron a la Sociedad Civil en la organización de la familia, de los estamentos y de las clases, las relaciones de propiedad, las formas y procedimientos de distribución, en general las condiciones que hacen posible la existencia y el funcionamiento de la sociedad, las condiciones de la vida real y de la actividad del hombre. Marx subraya el carácter objetivo y la base económica de tales condiciones.

Un poco más apegado a nuestros tiempos, el filósofo italiano Antonio Gramsci refiere como Sociedad Civil al complejo institucional donde se organiza el enfrentamiento ideológico y político de las clases sociales, pero en una nueva dimensión. Este concepto es empleado en relación con la cuestión de la hegemonía y la dominación. Gramsci valora al Estado o sociedad política, como un aparato de coerción, cuya función es de dominio o de mando, valiéndose de la legalidad y del aparato coercitivo asegura la disciplina de aquellos grupos que no dan su consenso y la acción ante momentos de crisis del mando y de la dirección, cuando decrece el consenso; en tanto, la Sociedad Civil estaba conformada por el sistema de instituciones a través de las cuales se ejerce la hegemonía, entre las que señala a las escuelas, los sindicatos, la iglesia, los medios de difusión masiva y otros, pero sin incluir la estructura económica de la sociedad. A ella le corresponde la función de hegemonía que los grupos dominantes ejercen sobre toda la sociedad.

El término cayó en desuso en el pensamiento occidental a mediados del siglo XIX y no es hasta finales de la década del 70 del siglo XX, que vuelve a ser utilizado. A partir de entonces aparece en el debate actual en forma tan recurrente como semánticamente imprecisa, aplicándose en toda una pluralidad de contextos con una variedad aun mayor de significados y connotaciones ideológicas: como slogan político, como concepto sociológico analítico y como concepto filosófico.

Como slogan político se emplea ampliamente en diferentes partes del universo, tanto por la derecha como por la izquierda, proclamando a viva voz que hay que “salvar a la sociedad civil”, “recuperar la sociedad civil”, reconstruir la sociedad civil”, o simplemente se utiliza como consigna.

En el caso de Latinoamérica, donde tendrá lugar la próxima Cumbre de Las Américas, la Sociedad Civil es el protagonismo de actores vinculados a los sectores más pobres, humillados y explotados de la sociedad. Tal hecho ha provocado la inserción en las sociedades civiles de estos países de un amplio y variado abanico de nuevos actores sociales: movimientos de liberación de la mujer, juveniles, ecológicos y ambientalistas, de solidaridad, de defensa de los derechos humanos, de educación popular, de cultura y arte popular, movimientos de pobladores y barriales, de indígenas, sindicatos y partidos políticos populares y de izquierda, a los que se suman también los movimientos progresistas, movimientos populares de génesis religiosa, las acciones de la prensa, que como parte de una cultura contestataria han participado en la lucha de clases contra regímenes militares y dictatoriales, quienes encaminan sus esfuerzos a la creación y el fortalecimiento de poderes alternativos, revolucionarios y democrático-populares, a la educación política e ideológica de las masas, la formación de nuevos valores éticos y humanistas, y su movilización para transformar la realidad ideológica cotidiana en esos países.

SC3Paradójicamente para Cuba este concepto es diferente. Se fomenta con ello la oposición al Estado, manteniendo un grupo de organizaciones pagadas o no desde el exterior como la verdadera Sociedad Civil cubana, limitando su membresía solo a los que debutan o se presentan como críticos del Gobierno o la “otra parte de la moneda”.

En un reciente análisis que pude leer en la red, Desmitificando la sociedad civil cubana, pude acercarme aun más a lo que mejor caracteriza una verdadera autonomía de la Sociedad Civil, que no es precisamente su capacidad de confrontación con respecto al Estado y su ideología, sino su eterna capacidad de generar su propia voz (autonomía) y de resetear las reglas del diálogo, en cualquier tipo de contexto socio-político (capacidad de incidencia en la sociedad).

Y a pesar de que no comparto del todo, algunas opiniones sobre otros temas, también en debate, dicho análisis fue el que mejor me mostró la estructura que tiene hoy la Sociedad Civil cubana:

1) La Sociedad Civil oficial, es decir, las redes asociativas vinculadas al gobierno cubano. Aquí encontramos a las llamadas organizaciones políticas y de masas y los sindicatos, muchas de ellos creadas por la institucionalidad revolucionaria en el 1959, (FMC, ANAP, CDR, etc.). Espacios que, en muchos casos, han visto desvirtuada su identidad institucional y han terminado siento coactados por el Partido Comunista como mecanismos verticales de transmisión. Ello no quiere decir, en lo absoluto, que hayan dejado de tener impacto en la cotidianidad de sectores importantes del país, aunque con una influencia erosionada. Encontramos, también, a los centros de investigación, universidades, la gran red de espacios vinculados al sistema de la cultura a nivel nacional, más un largo etc. Allí es posible encontrar a los mejores intelectuales y cientistas sociales cubanos, personas con un análisis agudo de las principales problemáticas nacionales y sus potenciales soluciones.

2) En un segundo bloque encontramos a la Sociedad Civil opositora, que nace al calor de la crisis de los 90, pero que a estas alturas ya ha logrado renovarse tanto en nuevos actores como en nuevos proyectos. Por su alta politización, caracterizada por la confrontación, hace que cualifiquen más como “una sociedad política opositora, que como una sociedad civil que articula intereses sociales específicos”. La polarización política imperante la ha transformado de inmediato de forma tal que su primera y principal definición es la de ser anti-gobierno. Las élites políticas en la ciudad de Miami lograron construir la percepción mediática, de que este pequeño sector de la sociedad, era “la sociedad civil cubana”.

3) En un tercer bloque encontramos a la Sociedad Civil no opositora. A esta fracción pertenecen, por ejemplo, las redes asociativas vinculadas al espectro religioso cubano, con sus diferentes grados de estructuración. Es a partir del 2006 y gracias al ensanchamiento del acceso ciudadano al ciberespacio, al surgimiento de redes alternativas de circulación de la información, a la reactivación del debate público y a la estructuración de “micro esferas públicas” para el debate, etc., se han podido desplegar agendas y quehaceres desvinculados de la perpetua dinámica de conflicto contra el Gobierno cubano. Encontramos acá movimientos sociales por la reivindicación de los derechos de los negros cubanos, de los derechos de los homosexuales, por la preservación del medio ambiente, una cantidad asombrosa de proyectos culturales y barriales, y publicaciones digitales e impresas que han acompañado creativamente el proceso de reformas que vive el país, haciendo propuestas en ámbitos económicos, culturales y políticos. Se trata de proyectos que, en algunos casos, orbitan en la periferia de instituciones oficiales y en otros, completamente fuera de ellas. Cabe agregar aquí al emergente sector privado, que con un dinamismo increíble y con pleno apoyo gubernamental, ha hecho su entrada en el contexto nacional.

SC1Por lo tanto, vemos como Sociedad Civil cubana, aquellos actores que se conforman apegados a la realidad nacional. En un escenario de distensión con Estados Unidos, el gobierno cubano tiene el imperativo moral y político de convertirse en garante de toda la pluralidad política e ideológica del país. Esto podría emanar una regeneración de la Sociedad Civil cercana al Gobierno cubano, y la necesaria institucionalización de la sociedad civil “consentida o tolerada”. SC2

A los sectores de la Sociedad Civil opositora que en el pasado han trabajado acoplados con los andamiajes internacionales de confrontación contra el gobierno cubano, obrando para el “cambio de régimen” les costará mucho trabajo poder insertarse en este nuevo momento que vive el país.

Hoy en Panamá estarán los tres grandes bloques de cubanos, tratando unos de desprestigiar al Gobierno de la tierra que los vio nacer y otros, la mayoría de defender lo que se ha vivido y lo que queda por vivir.

ETECSA- Promoción del caos.

Como en otras ocasiones la Empresa de Comunicaciones de Cuba trata de agradar a los cubanos con sus “excelentes ofertas”, que nos llegan a movilizar de un lado al otro de la Isla, pero que genera un caos frente a cada una de las oficinas comerciales donde se puede adquirir estos “regalos” al estilo de “Papa Noel“. Esta vez el SMS decía lo siguiente: ETECSA informa: Promoción. Si activas ganas 30. Si compras una línea del 24 al 27 de Marzo (precio 30.00 CUC) recibes gratis 30.00 CUC de saldo inicial.

Luego de escuchar varias opiniones de amigos y familiares, realizamos un recorrido hoy en la mañana por varias de estas oficinas y nos encontramos un panorama bochornoso al estilo de los años 90. Cientos de personas en colas interminables, esperando el turno para alcanzar una oferta que es únicamente beneficiosa para ETECSA o su economía y no precisamente para el bolsillo de los millones de cubanos que aún no pueden tener una línea de celular. El costo de la línea es el mismo que en tiempos normales, lo cual equivale a 750.00 pesos en Moneda Nacional, casi el doble del salario medio en Cuba, para aquellas personas que trabajan para el Gobierno. Lo único que cambia esta vez, es que la línea quedará activada con otros 30.00 CUC, lo cual representa para muchos el dinero que utilizaran en todo el año que tendrá vigencia la línea.

Josefina, una abuela que recibe de su hijo una remesa de 50.00 CUC al año, se quedará con solo 10.00 CUC esta vez, pues el resto lo tendrá que invertir en sacarse una línea de celular. Nos dijo, que como no puede hacer la gran cola, tuvo que darle 10.00 CUC a una muchacho que dedica la noche a marcar hasta diez turnos y venderlos en la mañana. “En su jornada laboral, aclara la lúcida Josefina, el muchacho gana 100.00 CUC, que por cuatro días de la oferta, representan 400.00 CUC y quien sabe si lo extiendan más allá. Eso es más que un salario”.

Lo cierto es, que en el recorrido pudimos ver a la Policía organizando las interminables filas y no atendiendo los crecientes delitos que se generan en la capital, personas cantando el número de una lista a las que ya se han habituado los cubanos y hasta revendedores de turnos de todas las edades, aprovechándose del caos generado por una de las empresas más grandes del país y de las miles de personas que se interesan por estar comunicado en Cuba.

Lo cierto es que muchos cubanos, en horarios de trabajo o estudio se ausentan de su centro para poder beneficiarse de la “oferta de CUBACEL” y como siempre “sus jefes se harán de la vista gorda” porque como dice el refrán todos “estamos en la lucha y seguimos en combate”.

Les invito entonces a ver el panorama que vive La Habana gracias al gran “regalo” de ETECSA.

Como nuestro hobby es pronosticar, no descartamos que en breve tiempo y después de dicha “oferta” y de las críticas que la acompañarán, se reduzca el valor de una línea de celular, una de las más caras del mundo, que pudiera enfrentarse a mediano plazo a la competencia de alguna que otra empresa del vecino del norte.

Oficina Centro Negocios Miramar

 

Se cantan los números de la lista
Se cantan los números de la lista

 

 

 

 

 

 

 

Oficina de Aguila
Oficina de Aguila

 

 

oficina Aguila. Presencia policial.
Oficina Aguila. Presencia policial.

 

 

 

 

 

 

 

Oficina La Copa. Desvordada de personas.
Oficina La Copa. Desbordada de personas.
Oficina de 17 y A.
Oficina de 17 y A.

Obama y sus dos caras.

doscaras1Cuando parecía que el lobo había pactado con la Caperucita Roja después de haberla asustado por más de 50 años, recordó que en el bosque hay animales mucho más voraces que él y que podrían hacerle pasar momentos pocos agradables en los próximos años si finalmente corroboraban de sus “buenos sentimientos” y “debilidades” con sus vecinos. Un día al despertar pensó como podía volver atrás y entonces encontró una nueva fórmula para agradar a los depredadores de su hábitat…

Efectivamente, pareciera un cuento infantil y no las ideas o políticas del Gobierno más poderoso del mundo. Hace apenas dos meses y medio que la noticia del posible descongelamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba colocó a Barack Obama en la cima de su carrera política; no por ser un estadista de talla mundial sino por tener la capacidad de rectificar un pasado de una política equivocada y fuera de todo contexto mundial. Durante semanas, los medios de prensa del mundo se dejaron llevar, en su gran mayoría por los cantos de “paz” que se respiraban entre las corrientes del Golfo de México y se alistaban para la llegada del momento crucial, cuando ambos pases izaran sus banderas en sus respectivas capitales. El inicio de un camino largo, lleno de obstáculos y especulaciones, pero esperanzador para muchos.

Para el Gobierno de Cuba significaría una puerta para su desarrollo económico, pero también una apertura anticipada, que podría poner a prueba su sistema político. Para los Estados Unidos representaría un acercamiento a su traspatio latinoamericano, hoy muy desfavorable a sus pretensiones políticas. La integración latina ha puesto en Jaque la supervivencia de organizaciones regionales en las que Estados Unidos se encuentra acorralado, precisamente por su posición discriminatoria con respecto a Cuba. La Cumbre de Las Américas, un espacio creado por los propios norteamericanos para aislar a Cuba del contexto latinoamericano, se convirtió en el Boomerang del Gobierno de Estados Unidos, quien accedió a presentar en la próxima cita sus credenciales del “buen vecino”, una vez supo que Cuba había sido invitada a la reunión del continente. La cita se convertía en si misma, en el ultimátum que le daba Latinoamérica a Estados Unidos para que iniciara el camino para el mejoramiento de las relaciones con la mayor isla del Caribe. Latinoamérica pensó que en la Cumbre de abril próximo, finalmente se pudiera hablar con Estados Unidos de la necesidad de que exista “paz” en este lado del planeta. Pero los vientos no soplan a favor de una tranquilidad prolongada sino que se respira desde ya, los olores de la guerra.

doscaras3

Hace unas horas el mundo volvió a vivir la “otra cara de Obama”. El Presidente norteamericano acaba de anunciar nuevas sanciones para Venezuela, que se refieren específicamente a la ley que el propio presidente Obama firmó el 18 de diciembre del año pasado, con el nombre de “Ley para la defensa de los derechos humanos y la sociedad civil de Venezuela de 2014”; no por casualidad, un día después que anunciara “un cambio de política hacia Cuba”.

La firma de una nueva orden ejecutiva en la que declara una “emergencia nacional” por la amenaza “inusual y extraordinaria” a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos, causada por la situación de “inestabilidad” en Venezuela, abre un nuevo episodio de crisis en la región y entra en contradicción peligrosa con los acuerdos de paz que se vienen sucediendo en el continente. Es necesario recordar que situación similar ocurrió en Nicaragua y Panamá en el siglo pasado y recientemente con países como Siria, Irán o Birmania, naciones que tampoco gozan de buenas relaciones con EE.UU. Detrás de este tipo de anuncio, han asomado la cabeza sanciones de todo tipo, a las que se le han sumado otros aliados en el mundo y hasta amenazas de agresión militar contra estos.

Ante tal provocación de guerra, la respuesta del Gobierno cubano no se hizo esperar y eso lo sabía Estados Unidos. Así señala el Gobierno de la Isla al referirse al echo “la declaración suena poco creíble y desnuda y  tiene carácter injerencista” y reafirma más adelante que “el Gobierno Revolucionario de la República de Cuba reitera nuevamente su incondicional apoyo y el de nuestro pueblo a la Revolución bolivariana, al gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro Moros y al heroico pueblo hermano de Venezuela. Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un Estado soberano ni a declararlo, sin fundamento alguno, como amenaza a su seguridad nacional. Así como Cuba nunca estuvo sola, Venezuela tampoco lo estará”.

Ya se rumora que esta respuesta de Cuba, podría obligar a rectificar la postura anunciada por Barack Obama a partir del 17 de diciembre pasado con relación a la isla, pues no pocos le echarán en cara, que “ni mostrándole la zanahoria, los Castros cambian”. Los que se sintieron por unas semanas de “alas caídas”, hoy ven cercana la posible revisión de lo que fuera el pasado año, una de las más grandes victorias del régimen cubano por medio siglo en la esfera internacional y una derrota para los aliados de Washington dentro de Cuba.doscaras2La constante ambiguedad de la política del Gobierno de los Estados Unidos con respecto a los países que le son incómodos, resulta cada vez más torpe, carente de todo sentido y áspero. Detrás de cada rostro que pone su trasero en el sillón de la Casa Blanca, siempre habrá que prepararse para enfrentar “dos caras”. Entonces Obama, con cual de tus “dos caras” nos miras ahora.

 

Cuba-USA. Esperemos por el postre.

imagesusacubaDejemos que las conversaciones civilizadas entre dos vecinos aislados por más de cincuenta años se hagan realidad. Cara a cara las representaciones de Estados Unidos y Cuba conversarán lo más amigablemente posible durante los días 21 y 22 de enero en La Habana sobre inmigración y relaciones diplomáticas, fundamentalmente.

Lo hacen no de forma casual, dos mujeres que conocen muy bien la política exterior de sus países y defenderán sus puntos de vistas, sin dejar de imprimirle a las negociaciones la inteligencia femenina y el olfato de mujer que tanta falta le hace hoy al mundo en que vivimos. Josefina Vidal por Cuba y Roberta Jacobson por Estados Unidos, son las encargadas de desenredar un carretel de hilo que llevaban cebando desde 1961 los Gobiernos de estos países a ambos lados del Golfo de Mexico.

Dos mujeres y un buen comienzo para dos grandes naciones. Dejémosle en paz. Permitamos que trabajen y que ambas se crezcan y estén a la altura del papel que les han asignado.

http://www.pronosticoreservado014.wordpress.com hace un llamado a los que han escuchado fanfarreas y quieren salirse del libreto que le asignaron jugar.

Ahora todos somos espectadores, por lo menos por el momento. Da muchísima pena leer y escuchar a esos que se dicen ser cubanos y están en contra de lo que estamos viviendo. Resulta más repugnante aun, la forma en que critican al amo que siempre les dio de comer. Nefastos los medios, que se hacen eco de algunos opositores cubanos que le han ¨vendido el alma al diablo¨ y que si ayer no los conocía casi nadie, hoy ya ni los recuerdan. Estemos donde estemos debemos soñar con ver la Patria próspera y ver a sus hijos más libres, más sonrientes e independientes. Esta es la oportunidad y debemos aprovecharla.

El discurso de los que han vivido del divorcio de ambos pueblos, deberá mejorar y atinarse a los nuevos tiempos. Tendremos todos que cambiar los términos de nuestro lenguaje cuando conversemos. Asumiremos medir las consecuencias de nuestras palabras para no estropear los planes de un lado o del otro.

Apartémonos. El tiempo para los que recibieron millonarias sumas para hacer caer la dictadura de los Castro sucumbió. El tiempo para los que resistieron tanto en Cuba como del otro lado y confiaron de que algún día nos tacaría este momento, llegó. Entonces, lo que nos queda es esperar.

La mesa ahora si está servida. Esperemos por el postre.

____________________________________________________________

Josefina Vidal Ferreiro, es la actual Directora General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX). Se describe como una mujer preparada, inteligente y certera en el uso de las palabras. Es considerada una aguda observadora de la política de EEUU. Domina a la perfección los idiomas inglés, francés y ruso. Es graduada del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú.

dosmujeres
Roberta Jacobson es la actual Secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de EEUU. Nació en 1960, coincidiendo prácticamente con la política del embargo a Cuba.
Jacobson cuenta con más de 25 años de carrera en el Departamento de Estado. Es la primera mujer en el cargo y fue la primera Subsecretaria Asistente regional del Departamento de Estado en ascender al puesto sin haber sido primero, una funcionaria del servicio exterior estadounidense. Habla español con fluidez y es descrita por diplomáticos y especialistas en América Latina como una estadista de duro profesionalismo, aunque acompañado de humor y calidez.